Hoy, como hace 90 años, las válvulas Conti son una garantía de los más altos estándares de calidad, fiabilidad y seguridad. En cada fase de la producción, la empresa conjuga experiencia, rigurosos controles y tecnologías de avanzada con el fin preciso de fabricar válvulas caracterizadas por los más altos estándares de calidad y destinadas a durar con el paso del tiempo.

CERTIFICACIÓN DE LA COMPAÑÍA
Desde 1999, CONTI RUBINETTERIE tiene un sistema de calidad certificado según las normas UNI EN ISO 9001: 2015. En el año 2006, la compañía logró la licencia WATERMARK según las normas AS 1628. Todo el proceso de producción se realiza bajo la atenta supervisión de personal altamente cualificado de nuestro Departamento de Calidad.

CERTIFICADO DE ORIGEN DE LOS MATERIALES
Todas las materias primas utilizadas en la producción tienen suministros que se ajustan a las normas EN 10204:2004 y que dan fe del origen, la composición química y el lote de proveniencia. Si el cliente lo solicita y respetando las directivas de la Comunidad Europea, el Departamento de Control de Calidad emite los certificados de origen de los metales utilizados en la producción de nuestras válvulas.

ENSAYO DE APROBACIÓN FINAL
El ensayo se lleva a cabo en 100% de la producción. El ensayo de estanqueidad se lleva a cabo en plantas certificadas de ensayos que cumplen con las normas europeas o las especificaciones proporcionadas por el cliente. Se puede solicitar que el Departamento de Control de Calidad emita el certificado de inspección final que contiene las especificaciones relativas al tipo y los parámetros de los ensayos realizados

CERTIFICACIONES DEL PRODUCTO
Laboratorios certificados y calificados en todo el mundo han certificado nuestras válvulas en cuanto a su desempeño, calidad de fabricación y duración. Nuestras válvulas se fabrican según los estándares europeos PED 2014/68/UE.